DINERO Y EL MERCADO: LA GUERRA QUE NADIE MIRA

Tristemente mientras un pueblo es asediado y gente llevada a una guerra que no quieren luchar,  existe otra batalla donde no hay bombas ni sangre y esa se libra en los mercados financieros.

Donde hemos visto movimientos fenomenales como la voladura del petróleo, oro y la soja; Del otro lado, la caída espectacular de la bolsa de Rusia y la de EE.UU., seguido por la caída del Rublo.

La piña sideral que se dio el Euro, que perdió un socio estratégico como Rusia de quien recibía mas del 30% de sus materias primas y quien ahora tiene que salir a buscar nuevos mercados contra reloj.

Es decir, hay tantas noticias que podrían atarse por estas fechas, que sería imposible resumirlas en una sola nota, lo que sí está claro, es que el mundo desde lo económico está dando un vuelco como nunca lo hizo.

La exclusión de Rusia del SWIFT, el sistema de pagos internacional, es un arma de doble filo ya que acerca a Rusia a oriente, y China lo recibe con brazos abiertos buscando fortalecer el patrón Yuan, incluso ambos países se encuentran muy avanzados en la realización de una stablecoin oficial emitida por el gobierno, hecho que ya hizo sonar las alarmas en EE.UU. quien también aseguró estar realizando avances importantes en materia monetaria.

La guerra comenzó hace años, y por el dinero, tanto Bitcoin como varias potencias buscan desprenderse del patrón dólar  a fuerza de debilitarlo.

Entonces, ¿por que motivo el dólar sigue fuerte?

A pesar de que este sufrió una brutal devaluación con la pandemia, se recuperó muy rápido por lo que se conoce como «compra por oportunidad», es decir, a quien no le gustaría comprar toneladas de dólares un 10% abajo del euro, o abajo del Yuan?

Bueno, esto es lo que pasó en pandemia, el dólar tuvo una espectacular caída versus varias monedas y activos financieros, todo aquel que no estaba en dólares, pudo notar como de golpe tenia una capacidad de compra de dólares al menos un 10% por arriba que en el 2019.

Este fenómeno con la guerra se acentuó aún más, ya que todos volaron al dólar buscando refugio y los más aventurados, al oro el cuál venía mostrando mucha fuerza tiempo antes que caiga la primer bomba, como lo fui mostrando en redes.

Esto sumado a que EE.UU. vuelve a comercializar con Venezuela por petróleo barato, y exportar gas licuado a Europa para reemplaza a su ex socio Rusia, a un precio 40% mayor al que percibía Putin.

El dólar, por ahora, sigue siendo el único activo relativamente estable, ya que trás la voladura de los mercados del año pasado, el dinero buscó refugio en un USD completamente devaluado.

Ni siquiera las grandes Ballenas de Bitcoin, «talibanes» en twitter, holders de pecho peludo, resistieron la tentación ya que cuando Bitcoin estaba mucho más arriba, el dólar estaba haciendo fondo allá por el 2021, hecho que produjo la caida de BTC desde los +60k a los 30mil USD.

Por todos estos motivos y muchos más, considero que al dólar hay que seguirlo los próximos años, ya que este fenomenal rebote causado por todas las causas anteriormente descriptas, es temporal y una vez que el movimiento de la guerra en los mercados haya finalizado, todo ese dinero volverá a buscar oportunidades, ya que van a encontrar un mercado de ofertas ilimitado.

Difícil veo el escenario que permanezcan en el dólar, por mas tasas que ofrezca la FED. Y, en caso que la guerra continúe, el petróleo y el oro seguirán volando.

El petróleo no tengo dudas en algún momento va a seguir subiendo, ya que como todos sabemos, en 10 o máximo 20 años, las energías renovables van a ganar importante cuota de mercado, sumado a todas las políticas ambientalistas asumidas por los gobiernos.

Hecho por el cuál vemos a los países árabes desarrollando nuevos rubros como ciudades lujosas o clubes de fútbol, y no tengo dudas que la elección de Qatar no haya sido al azar, lo cuál me hace pensar, que viendo esto en un futuro no tan lejano, el petróleo busque nuevos máximos para que puedan salirse con la mejor oferta posible para que las ballenas del petróleo puedan redistribuir su capital.

Todo este proceso inflacionario del dólar que viene acelerandose estos últimos dos años y todo este ciclo lo he venido comentando en mis redes antes que ocurra; No por magia sino por análisis.

La capacidad de anticipar el futuro es desde tiempos inmemorables, la máxima aspiración de muchos, y puede ser un negocio muy rentable. Más sabiendo que, a los mercados fríos y especuladores poco les importa las bajas o el sufrimiento, simplemente danzan en torno a las oportunidades.

Y como dijo el filósofo alemán Nietzsche «Pensamientos con pies de paloma mueven al mundo».

Compruebe también

BALOTAGE NOVIEMBRE 2023: El día del cambio

BALOTAGE NOVIEMBRE 2023: El día del cambio

Edgardo R. Moreno En algo coinciden los candidatos del balotaje: hoy comenzará un cambio. Concluirá, …

Incierta elección presidencial genera temor en los mercados

Por Walter Bianchi y Jorge Otaola Agencia Reuters Los mercados argentinos tienen una nueva causa …

Dejanos tu comentario